Hola, ¿quieres conocerme más a fondo? Estoy encantado de hablarte de mi

Me llamo Eusebio Fernández Carrión. Nací el 6 de mayo de 1982 en Baza (un pueblo al norte de la provincia de Granada), donde crecí y sigo visitando ya que tengo la mayoría de familia y amigos por la zona, y dónde me encanta volver con orgullo de pertenecer allí.

Mucha parte de esa infancia la pasé en Cela, una pequeña barriada a 40 km de Baza pero perteneciente ya a la provincia de Almería, de dónde es mi madre y parte de la familia más cercana. Cela siempre va a ser uno de esos lugares con magia.

Mi abuelos maternos eran de allí y eran las personas más grandes que he conocido y que más echo de menos en mi vida, principalmente mi abuela Juana. Un saludo a mis primos de allí si leéis estas lineas!

Retomando mis orígenes, mi madre de Cela, y mi padre de Jódar (Jaen), que desde pequeño no ha parado de trabajar y viajar por una hogaza de pan. Dos personas que han trabajado muchísimo y han conseguido mucho,y lo más principal, ser la gran familia que somos ahora. Somos tres hermanos, yo el del medio. Tengo una hermana menor, nos llevamos 3 años, y un hermano unos 8 años mayor que yo. Mi hermano al ser el mayor marchó de casa a estudiar siendo nosotros aún pequeños, por lo que la relación con cada uno de ellos es distinta, aunque cuando nos juntamos los 3 nos lo pasamos como zagales sin parar de reir. Mi hermano está casado y tienes dos preciosas niñas, de la que soy padrino de una de ellas, y padrino también de la hija de unos grandes amigos. Con mi hermana he compartido muchos momentos porque nos llevábamos pocos años, aunque mis dos hermanos son igual de especiales para mi!

Cómo podéis observar en la fotografía, hay estamos los 3 zánganos, yo el de las mini gafas. Esta foto fue tomada en el Zapillo (Almería) dónde veraneábamos, aún recuerdo los viajes de vacaciones, se tardaba una eternidad en llegar a cualquier lado y aún más a Almería, en el ford escort y con los casetes del Último de la Fila grabados por mi hermano, que maravilla de años!

Dejamos la nostalgia para otro momento, y seguimos avanzando.

Desde pequeño me encantaba dibujar, observar… observar desde todos los ángulos posibles! Dibujaba absolutamente todo, los profes decían que tenía un don especial así que empecé a ir a clases de pintura. Estuve pintando prácticamente
hasta al finalizar el instituto. Como estudiante no destaqué tanto, era más bien vago, siempre estudiaba en el último momento, aunque por suerte no me fue del todo mal.

Otra afición que tenia, eran los videojuegos, mi primera videoconsola fue la Megadrive, madre mía, cómo cambia todo! quien te ha visto y quien te ve. Bueno, mi gusto por los videojuegos hizo que empezará a estudiar la Ingeniería de Informática, y … ¡zasca! resultaba que no es lo que pensaba, matemáticas por un tubo, física, programación inventada por el mismísimo demonio! Aunque pensándolo fríamente, estudiar informática hizo que llegase a Almería, ya que mis notas de Selectividad no eran precisamente altas para haberme ido a Granada que era lo que quería. Así que volvía a Almería, quien me lo iba a decir a mí cuando compraba chuches los veranos en la tienda de la esquina de la Calle California.

Estudiando informática estuve 3 largos años, viendo que no había por donde meterle mano a eso, decidí cambiar de carrera y elegí Diplomatura de Turismo, que si finalicé, todo hay que decirlo, aunque me tiré más años de los deseados.

Durante esos años, hubo un día que lo cambió todo. Os pongo en antecedentes, marzo de 2008, un jueves de esos, de los que dices, no tengo mucha gana de salir, pero vamos! (porque eres universitario) te calzas lo primero que pillas del armario y te vas a tomarte unos tercios con los colegas al Porrón, barato. buena música… Esa noche entre canciones de Los Planetas y Franz Ferdinand conocí a una chica, una chica de Fuengirola, una chica que perseguí toda la noche y que aún no he soltado ni pienso soltar, esa chica, es hoy, mi mujer Macarena, gracias por fijarte en mí aquella noche!!!

A ella le debo quién soy como adulto, como persona y como fotógrafo. Con ella he vivido los mejores momentos de mi vida, y también los peores, pérdidas de gente querida, vivencias que te curten y te moldean en la vida como si de muñecos de barro se tratase.

Laboralmente, me he dedicado a muchas cosas, he trabajado mucho con mis padres, que poseían una zapateria en el pueblo (la mejor de Baza, Calzados Eusebio, por si vais ahora la regenta mi hermana), he trabajado en hoteles, en un parque acuático, cogiendo aceituna y hasta en el Mercadona!

Os preguntareis porque fotógrafo ahora?

En el tema de la fotografía de bodas todo empezó el año que me casé. Asistí como muchas parejas a una feria de bodas de Almería y allí conocí a Javier Lozano, de Visualbodas, al cual contraté y fue el fotógrafo de mi boda en septiembre de 2012. A raíz de ahí, me aficioné por la fotografía, y saqué al niño escondido que le gustaba la pintura, pero esta vez cambié los pinceles por la cámara. Con este fotógrafo comenzó una relación de amistad y más tarde profesional, en la que me formó y me ayudó en una nueva etapa laboral, compartiendo muy buenas experiencias y grandes amigos. Durante unos 3 años formé parte de su equipo hasta que a finales de 2015 comencé una nueva etapa y creé mi propia firma como fotógrafo de bodas. A principios de 2016, decidí hacer las maletas y acabar de formarme en la prestigiosa Escuela de Fotografía y Cine EFTI, en Madrid.

Actualmente resido en Aguadulce (Almería), con Macarena e Indy.

Tengo la gran suerte de haber encontrado la felicidad, de compartirlo con la gente que quiero, y por suerte también de trabajar en algo que me encanta, tener la oportunidad de conocer gente maravillosa, de formar partes de sus vidas y de ser la persona que mantenga vivos esos recuerdos.

Si queréis saber más sobre mí, aquí tenéis algunas tonterías curiosas sobre mi:

Una peli: Casi todas de los 80! aunque elijo Indiana Jones y la última cruzada.

Mascota: Si, tenemos mi mujer y yo un braco alemán, Indy (de Indiana Jones!).

Una bebida: Una verde (Alhambra 1925).

Un grupo: Manolo García, y Muse.

Una serie: The Walking Dead.

Una comida: unas patatillas fritas, para acompañar a la verde!.

Una persona: mi abuela.

Unas vacaciones: Irlanda, lluvia y cerveza!

Una escapada: La Alpujarra.

Una estación: Invierno

Un ídolo: Raúl (del Madrid).

Un escritor: Albert Espinosa.

Un sueño: viajar al espacio.

GRACIAS por vuestro tiempo.